Los mercados africanos

 

Uno de los entornos más atractivos que siempre se da cuando se visita un país del África negra es el de los mercados.

IMG_3563

 

 

Llegas a una ciudad y bajas del bus, ves un bullicio de gente yendo y viniendo, de gente en el suelo, y sabes que allí hay un mercado. Y obviamente vas a adentrarte en él.

IMG_3568

 

 

Es un Universo cultural el que sucede en los mercados de esta zona del mundo. Se trata de grandes conglomerados de gente realizando actividades comerciales de su vida diaria. Un ir y venir de personas y otro tanto de ellas sentadas en el suelo con la mercancía a la vista. Puedes encontrar de todo: hierbas, especias, frutos secos, artesanía, ropa, etc… Todo ello suele estar organizado por secciones. Verás a gente circular con grandes cestos donde guardan lo que han adquirido.

IMG_3569

 

 

Estos lugares pueden impresionar en un principio, sobre todo si no estás acostumbrado a ello y más aún si se trata de un pueblo no excesivamente turístico en el cual tú mismo puedes resultar extraño para los habitantes locales. Los sentidos se expanden. Oyes a la gente hablar por todas partes, una extraña mezcla de todos los aromas de los productos a la venta se funde en tu nariz, las miradas se clavan en ti, en el blanco que acaba de entrar al mercado, te llamarán, te agarrarán, querrán venderte cualquier cosa, eres blanco y eso quiere decir que tienes dinero. Y si consiguen venderte algo, seguramente será a un muy buen precio para ti, y a la vez te habrán estafado, vendiéndolo a un precio mucho más elevado del que lo venden a un local. Es ese extraño status quo: me ha salido muy barato, pero se que aun así es caro para haberlo comprado aquí.

IMG_3571

 

Los niños te seguirán, darán mucho juego y serán amables, puede que hasta alguno se ofrezca para hacer de guía por el mercado (por supuesto pidiendo dinero después por ello).

 

IMG_3574

Si quieres comprar algo intenta, una vez lo hayas visto, alejarte del mercado o al menos abstraerte de él mentalmente. No muestres interés en el objeto, sólo obsérvalo y pasa de largo. Recuerda dónde está. Tómate unos minutos para pensar cuánto quieres pagar por él. Cuánto estás dispuesto. Y entonces puedes volver, como el que no quiere la cosa, respirar hondo y comenzar a regatear. Te van a pedir una cantidad inicial, muy por encima de su precio real (aunque te parezca barato, pero piensa que estás en otro país donde ése precio que te dicen de primeras es entre 3 y 10 veces el valor al que lo venden normalmente). Ofrece tú una cantidad muy por debajo de lo que quieres pagar y que comience el juego… No te agobies si se indignan con los precios que dices, forma parte de su papel y del juego de la compra-venta.

IMG_3581

Pero sobre todo, compres o no, disfruta del ambiente, pasea por el mercado, mira a sus gentes, observa y se observado. Aprovecha ese intercambio cultural que se produce. Es otro mundo y tú estás en él ahora mismo. Yo echo de menos, cuando estoy en España, a veces, esa sensación de perderme en el caos comercial de un pueblo africano, se me hace entrañable… Aunque he de reconocer que puede ser estresante, pero es un estrés adorable cuando le coges cariño. Fíjate en los productos; muchos de ellos no tendrás ni idea de que son.

IMG_3589

 

¿Quieres sartenes? ¿Utensilios de plástico? En los últimos tiempos hay objetos más modernos entre los que se venden en los mercados del África central, junto con los tradicionales y rústicos. Busca algo que te guste. Si te apetece un recuerdo… Se pueden encontrar cosas interesantes.

IMG_3594

La gente suele ser muy amable, y no hay problemas; eso sí, como en cualquier aglomeración humana (sea en Mauritania o sea en Barcelona) lleva cuidado con tu cartera y tus pertenencias. Mi experiencia me dice que no suele pasar nada (me han robado varias veces en Madrid, Alicante o Málaga, pero nunca en África) pero más vale prevenir. También decir que a los africanos de estos países no les interesa lo más mínimo quedarse con tu cámara de fotos o tu móvil, no lo asocian a objetos valiosos, no sabrían usarlo ni a quien vendérselo ni como se carga.

Si vas con un africano pregúntale antes de pujar por un objeto, podrá orientarte sobre precio real. Pero no dejes que lo compre él, es un consejo, ya que experimentar el regateo es una experiencia interesante y si estás ahí merece la pena integrarse en las costumbres.

IMG_3595

 

Y como siempre digo, recuerda que en África el negro eres tú. En algunos sitios puedes ser una atracción. Como un extraterrestre. Acostúmbrate a saludar a los niños, a dar la mano a quien te la extienda y acostúmbrate también a que te miren; a que te miren descaradamente. No suelen tener filtros ni pudores en este tipo de cosas. Te van a clavar la mirada fijamente, te van a rodear y observar de arriba a abajo, mirarán tus zapatillas y que marca es (les encantan las zapatillas, sobre todo Nike y Adidas) te mirarán la ropa, reloj, pulseras; y te preguntarán una y mil veces de que equipo de fútbol eres. Ten en cuenta que eres en ese momento su puerta a occidente, su conexión con las marcas de ropa, con Leo Messi y con Cristiano Ronaldo. Se amable y disfruta de ser famoso por ser blanco 😉

IMG_3603

 

PS: Todas estas imágenes son de una visita a un mercado en una pequeña población de Etiopía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar estos tags y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>